sábado, 19 de enero de 2013


Los discursos de Cospedal y Rajoy sobre la honradez  del PP y sobre los castigos que infligirán a sus corruptos son dignos de figurar en el club de la comedia

A Rajoy no le temblará la mano, cuando tenga conocimiento de que se cometen irregularidades en su partido, porque hará lo que ha hecho hasta ahora, es decir, hacer discursos grandilocuentes sobre la honradez y no hacer absolutamente nada para  acabar con la corrupción instalada en su partido. En principio, como siempre, volverá a arropar  y elogiar a sus presuntos corruptos, como hizo en su día con Matas, con Camps, con Carlos Fabra o con el propio Barcenas, después cuando hayan sido imputados judicialmente aparentará que les castiga con su indiferencia dejándose que se cuezan en su propia salsa. Si la prensa airea sus desmanes hasta que no tienen más remedio que dimitir, entonces se les aseguran importantes recompensa por sus sacrificios mediante la concesión de puestos honoríficos apartados, pero bien remunerados. El PP siempre les mantiene la protección y el apoyo de todo su poder jurídico. Solo en casos que se les van de sus manos, donde algún juez no se someten a sus presiones, y los procesos avanzan irremediablemente, no les queda más remedio que volver a aparentar que abandonan a su suerte a los que se convierten en excompañeros, aunque desde el partido no se deja de intentar todo lo posible para que no tiren de la manta, yéndose de la lengua. En último extremo saben que pueden recurrir a la amnistía fiscal para regularizar y blanquear las fortunas amasadas o incluso, si han sido condenados, pueden recibir el indulto.

Rajoy y los suyos pueden estar bien tranquilos.


Público
  • Asegura que su partido "es objeto de polémica" y que deben esforzarse "para ser ejemplares".
  • Zanja su peor momento con un: "El PP es el partido preferido por los españoles".
  • Echa mano de Acebes, Arenas y Cospedal, como "garantía de honradez" en su formación.
  • El presidente del Gobierno clausura la XX Intermunicipal conservadora, en Almería, afirmando que en política "no todo es sucio".
El diputado de IU afirma que el partido en el Gobierno "tiene que aclarar si está dispuesto a asumir todas las responsabilidades, tanto las políticas como las penales y económicas"
-
alenciano critica que "el partido que recortó todo y que se proclama adalid de la austeridad, haya podido disponer de dinero de origen ilegal" 


Els Miserables - POLÒNIA




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada