viernes, 8 de junio de 2012



Motivos para la desobediencia civil

José Antonio Pérez - ATTAC Madrid
¿Debemos obedecer las leyes cuando quienes las promulgan y aplican se conducen de manera inmoral? ¿Debemos seguir pagando impuestos cuando se destinan a fines inmorales? Con el Rey a la cabeza, los representantes del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, se están comportando de manera tan indecorosa que sobrepasa los límites del espectáculo.
Tras su escandaloso desplome, Bankia, la entidad financiera llevada a la bancarrota por los gestores políticos del Partido Popular va ser salvada por el Estado. Algo que no podrán decir los enfermos que mueran por falta de …






LA INFAMIA INSTITUCIONALIZADA

La corrupción y las estafas a la ciudadanía de políticos y banqueros son protegidas y disculpadas por las instituciones de justicia, que castigan a aquellos que ejercen su derecho legitimo a protestar de manera pacífica contra el saqueo de lo público y los recortes en nuestros derechos fundamentales.

Estamos ante una forma de gobierno despótico al servicio de la defensa de los privilegios de la élite política, jurídica y empresarial que restringe, día a día, nuestros derechos constitucionales:sociales, políticos y civiles. Este Estado no está puesto al servicio de la defensa de nuestros derechos y nuestro bienestar, sino que se ha convertido en un instrumento al servicio de intereses muy particulares, comprometiendo seriamente las condiciones de vida de la inmensa mayoría.

Ante tanta infamia y arbitrariedad solo queda la desobediencia civil. Esta deriva hacia la tiranía solo puede ser parada mediante la rebelión ciudadana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada