viernes, 28 de octubre de 2011

La presunción de indecencia debería bastar para exigir responsabilidades políticas, dimisiones y ceses.

Quien disculpa a presuntos corruptos y lejos de realizar una investigación interna, pone el aparato del partido al servicio de su defensa, se hace cómplice de estas prácticas y personajes. Se apellide Rajoy o Fabra su actitud puede servir de coartada para que se cometa cualquier tipo de atropello al patrimonio y al dinero de todos, siempre y cuando se tenga carnet del PP. ¿A qué emprendedores pretende ayudar y quiere este partido entre sus filas? ¿Buscan nuevos Correas o Bigotes, que puedan seguir haciéndoles regalitos o favoreciendo la financiación ilegal de la organización?

Tras más de una década de saqueo, de despilfarro y corrupción a todo trapo, dicen que no queda ni para pagar los medicamentos, la Sanidad o la Educación Pública, pero la deuda más alta del Estado en relación al PIB, que sigue aumentando, continúa nutriendo los bolsillos de sus más destacados allegados.  De Eccleston y su Formula 1, hasta las ordenes religiosas, que acaparan buena parte de la financiación en educación, sanidad o dependencia, pasando por los amigos de Carlos Fabra, a los que tanto gusta la cetrería en aeropuertos y la caza, todos siguen disfrutando de parte del pastel, gracias al dinero público.

Pero los dirigentes del PPCV pese a haber detentado el gobierno de la Generalitat, controlar las Diputaciones y la gran mayoría de Ayuntamientos no tienen ninguna responsabilidad en la crisis que también afecta a la Comunidad Valenciana y en nuestra deuda astronómica, pues todo lo malo que nos ha pasado ha sido culpa de Zapatero y del malvado Rubalcaba, envidiosos de la grandeza de los valencianos.

Una buena parte de la ciudadanía seguirá creyendo el estúpido discurso oficial reiterado por Canal 9 y votando sin un mínimo análisis crítico a esta organización de embaucadores. Mientras tanto los juicios pendientes a sus dirigentes se marchitarán entre recursos interminables y dilaciones inexplicables, hasta que la prescripción de los delitos permita darles carpetazo. Tenemos un sistema judicial atenazado, por la falta de recursos y por la presión del poder político, que dificilmente puede conseguir estar a la altura de su responsabilidad.


Aún así, no las tienen todas consigo, pues cada vez hay más gente, aquí y en otras partes, que estamos dispuestos a manifestar nuestra indignación.

 

Fabra no tomará medidas por la imputación del alcalde de Manises
El País. EP
El presidente valenciano apela a la presunción de inocencia de Enrique Crespo por el 'caso Emarsa'


El exgerente de Emarsa admite que hizo viajes con su familia con cargo a la empresa pública
EL PAÍS / EP
Cuesta asegura que el alcalde de Manises, entonces presidente de la entidad, autorizó los pagos

 El alcalde de Manises soslayó seis años las irregularidades de Emarsa
IGNACIO ZAFRA
Crespo se hizo con poderes casi absolutos en la sociedad saqueada

 El campo de batalla de Barberá y Rus


El fiscal de Brugal pide una prueba caligráfica del hermano de Castedo
SANTIAGO NAVARRO
El abogado declara que no hizo trabajos para Ortiz en el PGOU de Alicante

Prohibido enfermar JULIO A. MÁÑEZ   

RESISTENCIAS
Un documental para retratar el Movimiento 15-M
RAQUEL SECO | Madrid
‘Indignados’ se estrena gratis en Internet la misma noche en la que empieza la campaña electoral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada