miércoles, 21 de noviembre de 2012

Tenemos un gobierno que vela por la corrupción.



Cuidan de sus corruptos mostrando la complicidades que mantienen con ellos. Se protege con el secreto los contratos que pueden inculparlos. Se amañan informes. Se les prestan servicios jurídicos. Se les permite detentar cargos que les dan privilegios judiciales, o se les busca cómodos puestos y bien remunerados, para que abandonen la primera línea para ocupar discretos segundos planos, donde pueden seguir haciendo lo que mejor saben hacer. Carlos Fabra obtuvo la presidencia de la cámara de comercio de Castellón, Juaquín Ripoll la del puerto de Alicante y a otros tantos, entre lo que se encuentra Francisco Camps, se les ha buscado un buen acomodo en puestos institucionales de alto rango. 


Tanto el señor Vela, que detenta la máxima autoridad sobre las finanzas de la Generalitat valenciana, desde hace más de una década, como el resto del gobierno al que pertenece, no sólo no asumen ninguna responsabilidad sobre la deuda disparatada que lastra la economía valenciana, mientras pretenden justificar impagos a proveedores y hacer recortes continuos en la financiación de nuestros servicios públicos, sino que, además, se dedican a dar información secreta y privilegiada a personajes como Blasco, uno de los presuntos sospechosos habituales de corrupción, que habrían utilizado los cargos que han desempeñado para enriquecerse mediante la apropiación de dinero público o la obtención de prebendas por facilitar contratos bajo mano. 

No hay dinero nos dice Vela y el resto del PP valenciano, pero mientras determinados caraduras siguen lucrándose o viviendo de las rentas obtenidas, a buen recaudo en los paraísos fiscales, los ciudadanos vivimos las colas delante de las farmacias, la escasez de medicamentos o tenemos listas de espera cada vez más largas para recibir atención sanitaria. Nuestros hijos ven reducidas sus ayudas de transporte, sus becas de comedor, de libros y de estudio, al mismo tiempo que se aumentan los costes que hay que pagar por sus estudios, conforme avanzan en estos, se les apelotona en aulas de centros educativos donde cada vez hay menos docentes, a los que en vez de motivar se les aumentan las horas lectivas y se les baja el sueldo. El número de las personas en el paro, de las que han sido desahuciadas y de las que están por debajo del umbral de la pobreza no para de aumentar, la imagen de gente rebuscando entre la basura es cada vez más habitual. 

Los recortes camuflados como reformas precarizan las condiciones laborales y de vida de la gran mayoría, pero lo que se deja de invertir en servicios sociales, o bien acaba sirviendo para financiar su proceso de privatización, que se pone en manos de la propia clientela de poder, o incluso se regala a empresas de familiares y amigos, el lucrativo negocio de satisfacer necesidades básicas de la población como la Sanidad, la Educación o la Dependencia que el Estado deja de cubrir; o bien, lo que supuestamente se tendría que ahorrar, acaba utilizándose para mantener los sueldazos de sus cargos y asesores, los contratos privilegiados y toda la serie de artimañas creadas para beneficiarse del erario público. 

En la Comunidad Valenciana vivimos en una situación de emergencia social y democrática, ya no valen las excusas, ni echar balones fuera, pues el gobierno central está en las manos de compañeros de su partido. Aquí no vale eso de la herencia recibida, el partido que nos gobierna desde hace 16 años es el principal responsable de la mala gestión económica y de la extensión de la corrupción en nuestras instituciones. 

Es hora de que los jueces independientes que queden hagan cumplir la ley y castiguen con sentencias ejemplares a los que se han apropiado ilícitamente de lo que es de todos. Es hora de que la ciudadanía valenciana abra los ojos para contemplar el espectáculo desolador al que nos ha conducido un mal gobierno, al que una gran mayoría ciega, narcotizada y complaciente ha permitido mantener en el poder a lo largo de demasiados años. 


Vela le filtra a Blasco en el pleno el informe que le pide el TSJ 

El conseller le hace llegar durante el pleno de las Corts el escrito del interventor sobre las ayudas a las ONG 

La oposición exige que el conseller dimita 

El grupo parlamentario popular remite a las declaraciones del conseller en las que niega los hechos



 “El Estado no se fía de las facturas a cargo de la Generalitat”

El País. FERRAN BONO Valencia 
Los proveedores de la sanidad denuncian su agonía porque ni el Gobierno ni los bancos les financian las deudas del Consell 

El PP rechaza más impuestos a los ricos y una moratoria de la deuda
ADOLF BELTRAN Valencia
La oposición acusa a Fabra de presentar unos presupuestos intervenidos por el Gobierno de Rajoy y con recortes que afectan al gasto social

· Vela adelanta el cierre contable para cumplir con el déficit 



El cinismo acompaña al fraude y a la estafa con la que se está perpetrando el desmantelamiento de nuestros derechos y de nuestras posibilidades de desarrollo económico, mientras que se garantizan los privilegios y beneficios de la élite de poder y dinero. 



El Gobierno se apropia de sueldos de investigadores pagados por la UE
PÚBLICO. DAVID BOLLERO 
Científicos denuncian el desvío a otros fines de la financiación para proyectos europeos. 


Wert y Montoro se burlan de los investigadores jóvenes
Por ALBERTO SICILIA 
Algunos investigadores, de los más brillantes del país, acaban de descubrir que no van a cobrar. Eso sí, a los directivos del 'banco malo' les pagaremos un sueldo de dos millones de euros. 

El copago judicial ya está aquí
El BOE publica precios que suponen un coste de entre 100 y 1.200 euros para los pleitos 

(BOE) Ley de nuevas tasas

EL PSOE recurrirá al Constitucional

Desamparo tras el timo de las preferentes


Resistencias


La lucha de La Princesa logra mantener la atencion general
El consejero de Sanidad da marcha atrás en su plan e incorpora 29 programas para ancianos, pero mantiene las urgencias y el servicio para la población de referencia. 

Ya son 5.000 personas las que se autoinculpan por ir a la manifestación del 27-0
A través de una campaña virtual, se solidarizan con las 300 personas a las que Cifuentes podría sancionar con hasta 300 euros por acudir ese día a una convocatoria del 25-S. 


Economistas críticos para demostrar que otros modelos económicos son posibles
 LUIS GIMÉNEZ SAN MIGUEL 
El Círculo Bellas Artes de Madrid acoge el encuentro 'Juventud, periferia económica europea y fractura social'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada