viernes, 20 de junio de 2014

Desde hace años  tanto Alberto Fabra como, desde hace más tiempo, Mariano Rajoy conocen las andanzas de Sonia Castedo y su amigo Ortiz al frente del Ayuntamiento de Alicante sin que hayan hecho nada, más allá de seguir apoyando a personajes corruptos y sin escrúpulos para que mantengan el poder. En este caso, como en tantos otros, se muestra como el PP promociona y protege a la corrupción allí donde gobierna.


CORRUPCIÓN La Generalitat aprobará este viernes la Actuación Territorial Estratégica

Las conversaciones entre Ortiz y Castedo sobre Ikea: 'Quien tiene un amigo tiene un tesoro'


· El empresario forzó a la alcaldesa a que llevase Ikea al pleno para cuadrar sus planes

· En diciembre de 2009 el empresario se vio abocado a tener que devolver el dinero

· Si finalmente la Generalitat aprueba la ATE, el proyecto reportará al empresario 97 millones

Si la Generalitat Valenciana aprueba este viernes la Actuación Territorial Estratégica (ATE) que permitirá instalar la tienda de Ikea en los terrenos de Rabasa, propiedad del empresario Enrique Ortiz, se podría consumar el mayor pelotazo urbanístico-empresarial de Alicante en los últimos tiempos, una operación de casi 100 millones de euros investigada por los juzgados de instrucción 5 y 6 de Alicante en las causas de Brugal y Rabasa.

Según las grabaciones del primer caso incorporadas al sumario del segundo, Ortiz maniobró desde el año 2008 para que la multinacional sueca se implantase en terrenos de su propiedad y así beneficiarse de la llegada del gran centro comercial. Para ello contó con la inestimable ayuda de la edil de Urbanismo y luego alcaldesa de la ciudad, Sonia Castedo, quien, a punto de pasar el convenio por el pleno municipal para su aprobación no tuvo empacho a recodar a su empresario de referencia: «Quien tiene un amigo tiene un tesoro».

Seguir leyendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada