martes, 12 de febrero de 2013

Sin una amplia, constante y continuada movilización social no va a cambiar nada, adentrándonos en un futuro que puede ser peor de lo que podemos imaginar. Si caemos en la impotencia, el derrotismo y la apatía, pensando que no se consigue nada con las manifestaciones y demás movimientos de resistencia civil dejaremos que gane la partida las políticas que patrocinan la corrupción y los recortes en nuestros derechos fundamentales.

No nos representan. La jerarquía de los principales partidos políticos (PP, PSOE, CIU) se ha configurado como una élite que además de defender sus intereses particulares, está puesta, por incapacidad, miedo o profunda convicción, al servicio de salvaguardar y aumentar el beneficio de los grupos de poder financiero y económico, nacional e internacional, como muestra su actuación, pues a los principales dirigentes políticos de estos partidos no les parece molestar hipotecar el futuro de la gran mayoría, mientras se siga salvaguardando tanto sus intereses, como los de los verdaderos amos del cotarro. 




El PP, pese a estar podrido por la corrupción, lejos de acabar con esta lacra, sigue amparando a sus imputados y protegiéndoles. Las declaraciones grandilocuentes sobre la honradez de sus dirigentes, sobre su voluntad de regeneración, y las campañas de desinformación, desde la teoría de la conspiración al uso del ventilador, le sirven como coartadas para no asumir ninguna responsabilidad política, permitiendo la supervivencia de las dinámicas y prácticas, puestas de manifiesto desde el caso Naseiro al Gürtel. Mientras el gobierno de Mariano Rajoy consuma su descarado fraude electoral que le llevó a la mayoría absoluta con tan solo el apoyo de un 30% de los posibles votantes: 

   -agudiza los recortes en derechos laborales y en los servicios sociales, abriendo nuevos nichos de negocio favoreciendo su privatización, que está siendo financiada con fondos públicos; 

  -rescata a la banca, convirtiendo la astronómica deuda privada de origen especulativo en una deuda pública que tendremos que pagar entre todos;

  -amnistía a los defraudadoras a hacienda, permitiéndoles blanquear su dinero, a un coste ridículo, y mantiene los privilegios fiscales a las grandes fortunas y empresas. 

  - legisla sin ningún pudor, ni consenso, para socavar los pilares del estado social, democrático y de derecho 


CIU, se ha envuelto en la bandera del independentismo, para hacer olvidar su pésima gestión económica y los profundos recortes introducidos en Cataluña, y para tapar tanto los escándalos de corrupción de algunos de sus más destacados prohombres, como su propia financiación irregular. 


El PSOE, pese a que con sus gobiernos favoreció la modernización cultural y la articulación de un mínimo estado del bienestar, no tocó en ningún momento el poder de las élites de poder y dinero de nuestro país, de la banca a la iglesia, pasando por los grandes de España. Además no se puede olvidar que , en el último periodo del gobierno de Zapatero, no sólo comenzó con los profundos recortes exigidos por Merkel, sino que acabó pactando con el PP el cambio exprés de la Constitución, que pone por delante el pago de la deuda, antes que el mantenimiento del carácter social de nuestro estado. 


Lamentablemente, hoy por hoy, este partido, por el veto de su dirección y la incapacidad del resto de sus lideres, se muestra incapaz de iniciar un proceso de renovación generacional y política que permitiera hacer creíble su papel de líder de la oposición, o que le permitiera jugar un papel destacado en la articulación de una alternativa social y política al neoliberalismo salvaje defendido por los conservadores nacionales y europeos. 

Sólo un proceso de articulación de la sociedad civil, de movilización social profunda, como el del 15M, pero continuada, puede sacarnos del atolladero en el que estamos,mediante la articulación de un proceso constituyente que permita poner las bases para librarnos de las lacras del pasado (la corrupción, la injusticia social y la falta de competitividad económica ) avanzando en la construcción de una sociedad más democrática, justa y desarrollada. En este proceso tienen que jugar un papel fundamental como motores y dinamizadores de la organización de la indignación social, los sindicatos de clase y las fuerzas políticas como Izquierda Unida, EQUO y otros partidos, más institucionales como Compromis o BNG,o más radicales, siempre y cuando dejen de lado sus eternas rencillas, y no intenten usurpar el protagonismo a los propios movimientos ciudadanos.

Tanto la movilización social, como la articulación de sus demandas, proceso ya iniciado y bastante desarrollado desde el 15M, tiene que acabar traduciéndose a  nivel político en un bloque o frente que permita ganar unas elecciones, sobre un acuerdo de mínimos fundamentales, que permita conquistar una mayoría suficientemente amplia en el parlamento. Si el objetivo es conseguir algo similar a lo que ha sucedido en Islandia o alcanzar modelos de democracia directa y participativa, como los que tiene Suiza, aún sabiendo que nuestro país no cuenta con la tradición democrática de estos países, el movimiento social y las organizaciones  políticas, comprometidas en este proceso, han de acabar confluyendo, si no lo que nos espera es una lenta agonía, la creciente desigualdad  y  ruina económica que abren paso a la miseria y a la desintegración social, en la que se está desangrando un país como Grecia. 



Sólo una constituyente nos salvará
Por ALBERTO MONTERO SOLER



23-F: Mareas Ciudadanas!






Evento: Marea Ciudadana #23F


Enlaces de Marea Ciudadana:

http://mareaciudadana.blogspot.com.es/ 

Manifiesto mareas ciudadanas 23F:

La plataforma de las hipotecas aumenta la presión al PP
EL PAÍS. ANABEL DÍEZ Madrid
El partido de Rajoy rechazará hoy con un “no amable” la iniciativa legislativa popular, respaldada por un millón y medio de firmas

OPINIÓN'Criminal', por ROSA MONTERO
'Esquiando en las nubes', por JUAN GOYTISOLO 

EDITORIAL: 'Señales contradictorias'

Cinco edificios vacíos de Sevilla, ocupados por 70 familias


La política en manos de la oligarquía económica

Por MIGUEL GARCÍA. 


El vicepresidente de la CEOE paga parte del sueldo de sus trabajadores en negro

Empleados y exempleados denuncian el sistema periódico de entrega de sobres con dinero B. 


El PSOE no hará públicas sus declaraciones hasta que no haya formulario homologado

IÑIGO ADURIZ
Presentará en el Congreso una iniciativa para unificar criterios que permita "poder comparar". 

Furor por el destape fiscal


Gürtel movió más de 120 millones de Administraciones del PP

El País. MARÍA FABRA
La justicia reclama a la red y a sus beneficiarios 210 millones por responsabilidad. Francisco Correa defraudó 18 millones


La alcaldesa de Novelda se enfrenta a una reprobación por Gürtel

EZEQUIEL MOLTÓ Alicante
Toda la oposición en bloque exigirá en una pleno municipal que el PP prescinda de Milagrosa Martínez


Valencia Turismo dio dos millones de euros al instituto del yerno del rey

PÚBLICO
Esquerra Unida pide la disolución del organismo municipal. Aparte de los 522.000 euros oficiales para tres ediciones del Valencia Summit, hubo otros 400.000 euros para "otros gastos".

Madrid 16 donó 120.000 euros a Urdangarin por servicios sin documentar
ANDRÉS MUÑIZ
Exresponsables de la candidatura olímpica en la que se empeñó Gallardón justifican los pagos en que el duque hizo tareas de 'lobby', incluso en actos con asistencia de los príncipes de Asturias


La 'pista Bárcenas' de la privatización sanitaria llega a Anticorrupción

ANNA FLOTATS
Equo denuncia a la Consejería de Madrid por la gestión "temeraria e interesada" de la Sanidad.
Consulta el escrito de Equo a la Fiscalía 

El PSM exige a la Audiencia que investigue
Cospedal recluta gestores privados para Sanidad
IÑIGO ADURIZ
La directora de Enfermería del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ocupó ese mismo cargo hasta abril de 2011 en la empresa Capio. Este conglomerado sanitario aspira a hacerse con el control de los ocho hospitales que la presidenta regional y número dos del PP pretende privatizar.



"Sólo nos iremos si nos echan"
ANNA FLOTATS
Los trabajadores del Hospital del Henares cumplen 100 días encerrados en contra de la privatización que amenaza a seis centros como el suyo. Aunque más de 20 hospitales se han sumado a la protesta, el de Coslada es el único que la mantiene.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada